Ensalada tibia con queso brie frito y confitura de tomate.

Para 4 personas

Ingredients

  • Lechugas varias y otras verduras y hortalizas (escarola rizada, col lombarda, espinacas, lechuga lollo rosso y rúcula),
  • tomates cherry,
  • pipas peladas,
  • una porción de queso brie
  • confitura de tomate
  • AOVE
  • sal

Elaboration

Si no fuera porque el queso brie es un poco complicado de freír, os diría que es un plato muy fácil de preparar, pero como incluso yo me desespero un poco cada vez que me toca pasarlo por la sartén, vamos a dejarlo en fácil.

Lo primero que hay que hacer es poner abundante aceite a calentar en una sartén pequeña.

Mientras éste alcanza la temperatura idónea, es decir, muy caliente, mezclamos bien la confitura de tomate con la lechuga y compañía

En un ejercicio de sincronía perfecto, el aceite ya está listo para que introduzcamos el queso, así que vamos a por la parte más delicada de todo este asunto. Aunque dé pereza, hay que freír en dos tandas, para que no se nos acumule el trabajo a la hora de meter y sacar el queso de la sartén.

El punto perfecto para retirarlo es cuando los bordes están dorados. No os preocupéis si veis que se derrite escandalosamente y se pegan unos a otros, es la idea. Una vez fuera, lo reservamos en un plato sin papel, pues si no se nos pegaría a él y sería un desastre.